Teléfono de contacto: 914 150 580

El cuidado de la ropa es algo fundamental que toda persona debe considerar para verse bien, según el momento u ocasión a celebrar. El lavado de la ropa forma parte de los quehaceres que se deben programar cada semana, porque principalmente promueve la limpieza de ella, y además permite su mantenimiento y conservación en el tiempo. Si cuentas con una lavadora pequeña, necesitarás varias lavadas en las que puedas depositar la mayor cantidad de ropa. Adicionalmente hay que añadir que el proceso de secado puede durar menos de lo habitual si cuentas con una secadora, electrodoméstico diseñado precisamente para ello.

De acuerdo con la estación del año en curso la ropa puede durar mayor o menor tiempo en secarse. En la primavera y el verano, con las elevadas temperaturas tu ropa la tendrás disponible para su uso en apenas horas, mientras que en otoño e invierno el tiempo de secado naturalmente será mayor, a menos que cuentes con una secadora. Las telas son otro apartado a considerar a la hora de lavar, ya que algunas no son recomendables de mezclar con otro tipo de ropa, a esto sumarle el secado que también será mayor o menor.

Prendas de ropa especiales

Existen tipos de prendas que no son recomendables lavar en el hogar, puesto que las lavadoras convencionales no suelen tener las garantías de presérvalas en el mejor estado posible. Algunas de ellas pueden ser edredones, alfombras, grandes cobijas, vestido de gala, vestidos de novia, trajes para hombres, entre otros atuendos que necesitan un cuidado especial. Ante esta situación las lavanderías son la alternativa adecuada para un lavado y secado correcto, pero si deseas un cuidado más detallado, con el objetivo de una preservación a mediano y largo plazo de la prenda, entonces las tintorerías son sin duda el lugar que necesitas.

Las tintorerías son establecimientos especiales para el cuidado, lavado, teñido y planchado de diferentes piezas de ropa. Aceptan cualquier prenda de ropa, pero las anteriormente mencionadas son las más elegidas por la colectividad para su cuidado. Por ejemplo, un vestido de novia es algo muy especial para la chica que lo utilice, por ende, puede requerir de los cuidados de una tintorería para mantenerlo a largo plazo y al cabo de unos 30 años pueda permanecer como nuevo a pesar del tiempo transcurrido.

Materiales utilizados en las tintorerías

Las tintorerías cuentan con una serie de materiales especializados en prestar un servicio de calidad, a fin de preservar cada prenda enviada por sus clientes. Entre ellos se encuentran generadores especiales de vapor, así como planchas industriales, con las que los operarios del establecimiento pueden utilizar los distintos niveles de acuerdo con el tipo de tela de la prenda. Las tintorerías también cuentan con productos químicos especializados para el lavado, o también para teñir las prendas, y que luzcan como nuevas.

Otros productos que también son importantes son los percheros para guindar la ropa, los carros especiales para depositar las prendas, además de las bolsas de plástico adaptadas a las medidas de cada una de las prendas de los clientes, con el objetivo de proporcionar el mejor servicio posible.