Teléfono de contacto: 914 150 580

El terciopelo ha sido desde hace años símbolo de glamur y elegancia. Aunque en los últimos años pareció ponerse obsoleto, de nuevo vuelve con fuerza en distintas prendas. 

Este es un tejido delicado que puede dañarse con el calor o los productos fuertes. Es preferible hacer una limpieza en seco por manos de profesionales que te dejen tus prendas como nuevas.

A pesar de que hay prendas de terciopelo que incluyen poliéster y permiten un lavado más casero, siempre es mejor contar con quienes saben tratarlo y cuidarlo. No obstante, te damos unos tips para que puedas mantener tus prendas de terciopelo en buen estado. 

Protégelo del sol y el calor

Si quieres que el terciopelo mantenga ese tacto esponjoso y suave que lo caracteriza, debes evitar los rayos UV así como el agua y cualquier tipo de líquido que se pueda derramar. Aunque si algún incidente como este pasara, profesionales de la limpieza pueden ayudarte a solventarlo. 

Vaporizador

Uno de los peligros para este tejido es la plancha. ¡No debes plancharlo bajo ningún concepto! Si crees que se ha arrugado y que ha perdido su forma natural, usa un vaporizador que te ayudará a que el tejido vuelva a brillar y recupere todo su glamur. 

Ten cuidado de no acercar mucho el vapor a la prenda ya que soltaría agua y esto podría estropear el tejido. 

Para quitar el polvo

Ya que las prendas de terciopelo no se pueden lavar con normalidad como sucede con otras, es recomendable eliminar las impurezas y restos de polvo con un cepillo suave que arrastrarás en la misma dirección del tejido. 

Y si no tienes un cepillo a mano y quieres mantener limpias tus prendas de impurezas, la aspiradora podría ser otra opción. Eso sí, ten en cuenta que debes usar una boquilla que no estropee el tejido y asegurarte de que está completamente limpia. 

Limpia las manchas

Hay que tener especial cuidado con estas prendas de modo que no les caiga líquido, pero si así sucediera, hay que actuar cuanto antes. Cualquier líquido o producto que caiga en este tejido impregna las fibras y luego se hace imposible de quitar. ¿Cómo podemos eliminar cualquier resto de manchas?

Con un vaporizador, como el de la plancha y un paño limpio. 

Aplica vapor y frota con el paño de modo que este se impregne del líquido o producto que se haya derramado en la prenda. 

Si son manchas más persistentes también puedes usar un paño humedecido en agua y lavavajillas. No frotes con mucha fuerza. Ten paciencia y la mancha saldrá. 

Lavados especiales

Si el terciopelo de tus prendas es sintético, podrás meterlo en la lavadora, aunque eso sí, en un programa especial para prendas delicadas. Una vez seca la prenda, puedes cepillarla para que vuelva a su estado natural. 

A pesar de ser tan delicado, el terciopelo vuelve a estar de moda y con estos consejos podrás mantenerlo en buen estado. 

Abrir chat