Teléfono de contacto: 914 150 580

Para nosotros y los tiempos que corren hoy en día, es una tarea más del hogar abrir la lavadora, meter la ropa dentro y darle a un botón para que en los próximos minutos tengamos nuestra ropa limpia. No podemos ni imaginar cómo se limpiaba antes las prendas y qué métodos utilizaban. Pero para llegar hasta este punto y conocer dónde se originó la industria del lavado de ropa, tenemos que hacer un recorrido histórico y remontarnos al siglo XVIII para empezar a conocer el proceso y las etapas que ha tenido la industria.  

Los inicios 

Todo comenzó cuando los trajes empezaron a fabricarse con materiales distintos y más costosos de limpiar además de iniciarse las enfermedades que están asociadas directamente por la falta de higiene. Las primeras lavanderías eran las orillas de los ríos y las primera lavadoras eran las manos de las mujeres que limpiaban la ropa. Con el tiempo se empezaron a establecer zonas en los pueblos y ciudades habilitados para el lavado, en estos sitios se organizaban para poder lavar la ropa ya que esta tarea era muy costosa físicamente y duraba mucho tiempo. Según iba creciendo la población y las necesidades, muchas familias que tenían poder económico pagaban a mujeres para que hicieran esta labor. En cuanto a los materiales que utilizaban eran todos creados artesanalmente, utilizaban desde miel o azúcar, harina, orina fermentada…etc  

El desarrollo 

No fue hasta el mediados del siglo XIX cuando se iniciaron a estudiar el agua de los ríos y sus componentes, así como el procedimiento que se realizaba al lavar. Aproximadamente sobre el año 1680 un joven londinense llamado John Hoskins se interesó en el lavado al estar preocupado por el problema que tenía en su hogar. Debido a los tiempos que transcurrían, su idea solo sirvió para dar luz a otro joven británico, John Tyzacke, que culminó con la patente de la primera lavadora industrial de todos los tiempos. Después de esto, tras largos estudios y muchos trabajos previos, Hamilton Smith en 1858 construyó la lavadora de tambor, toda una revolución en aquellos tiempos. Como consecuencia de esto y al paso de los años, han sido muchos los inventores que se han mostrado interesados en el avance de la lavadora, ya que cada vez eran más conscientes del proceso del lavado por lo que añadían a la máquina materiales para perfeccionar el lavado. 

El desenlace de la industria 

Llegados al siglo XXI ha sido mucha la transformación que han tenido las lavadoras y las máquinas de lavado hasta llegar a nuestras casas. Es un aparato fundamental que no falta en ninguno de los hogares. Ha sido tanta la evolución hasta tal punto que ahora con solo programarla podemos tener nuestro lavado perfecto antes de llegar a casa. Con la globalización empezamos a observar más las lavanderías a pie de calle y más gente interesada en acudir a ellas, puesto que el ritmo de vida que llevamos no nos da opción a dedicarle esos tiempos necesarios para que nuestra ropa quede como nueva. Cabe destacar, que en pleno 2020 estamos viviendo otra parte fundamental de este sector, puesto que las lavanderías están teniendo un peso importante en la lucha contra el Covid-19. Desde sus inicios, es un sector que está en constante cambio y evolución para conseguir las mejores técnicas del mercado. 

Abrir chat