Teléfono de contacto: 914 150 580

En muchas ocasiones nos aburrimos de nuestra ropa porque tiene mucho tiempo o porque creemos que ya no está de moda. ¿A quién no le ha pasado que alguna vez ha aborrecido un pantalón o una camiseta de tanto ponérselo? Seguro que estás asintiendo con la cabeza porque te habrá pasado lo mismo. Por ello, a veces pensamos en tintar nuestra ropa para darle una nueva tonalidad o para ponerla a tono con los nuevos colores que se llevan en estos momentos.  

Cambiar el color de una prenda de vestir es relativamente fácil, puesto que, siguiendo los pasos correctos, todos lo podemos realizar en nuestra casa. El problema viene cuando son prendas más delicadas, por ejemplo: las chaquetas, puesto que necesitamos un cuidado más especial para no dañarlas durante el proceso de cambio. Mira cómo se tinta una chaqueta para darle una segunda oportunidad y que te siga gustando como el primer día. 

Pasos para teñir una chaqueta  

Hoy vamos a centrarnos en un artículo que dura muchas temporadas para que no lo tires y le puedas dar más vida de la que piensas. Vamos a enseñarte el proceso que conlleva tintar una chaqueta de cuero: 

  1. Este tipo de prendas son de las más delicadas de manejar. Antes de todo necesitamos observar detenidamente el artículo para saber si tiene grietas, desperfectos o daños que tenemos que arreglar antes de proceder a realizar el tinte. Para eliminar los desperfectos tenemos que aplicar distintas técnicas especiales para que se quede todo uniforme.  
  2. Para realizar el tinte tenemos que limpiar con un paño seco toda la prenda, no se puede meter a la lavadora ni a un recipiente con agua ya que este tipo de artículos suelen encogerse si están mojados.  
  3. Después de saber qué tipo de material tenemos, debemos escoger el tipo de pintura que vamos a necesitar, para estos artículos puede ser tinte en polvo, líquido o de aerosol. 
  4. Tenemos que preparar toda la zona de trabajo para no contaminar el lugar. Para comenzar con la tinción tenemos que priorizar las zonas que más desgastadas estén. Estas suelen ser los lados exteriores e interiores del cuello, los puños, la espalda por sus posibles rozaduras con elementos exteriores…etc. Debemos detectar las zonas más susceptibles para comenzar con ellas. 
  5. Después aplicamos el tipo de tinte que hemos escogido anteriormente por toda la superficie. En este momento es importante que nos aseguremos de que cubrimos toda la zona para no dejar vacíos por ninguna parte. 
  6. Finalmente dejaremos secar la prenda en un lugar que esté protegida y no se pueda mojar ni ensuciar. 

Como has visto es un proceso con bastante dificultad para conseguir los resultados que buscamos. Los precios de este trabajo dependen del tipo de material de la chaqueta, pero suelen oscilar entre los 7€ y los 20€. Si estás decidido a tintar tu chaqueta, puedes contactar con nosotros para darte la información que necesites sin compromiso. ¡Es la hora del cambio! 

Abrir chat