Teléfono de contacto: 914 150 580

El descanso es uno de los aspectos cotidianos de la vida, pero muy poco valorado y estimado por muchas personas, por lo que se generan problemas de salud como insomnio, entre muchos otros que afectan directamente la rutina diaria de diferentes individuos en el mundo. El trabajar, estudiar, o hacer cualquier actividad de ocio o esparcimiento no será lo mismo para alguien que no tiene como prioridad el descanso. Incluso dormirse en el transcurso del día no solo puede ser un problema para la persona que lo sufre, sino también en objeto de burla en la colectividad, especialmente en niños y jóvenes.

Científicamente se ha recomendado que el descanso de una persona entre un día y otro sea como mínimo de 8 horas, tiempo suficiente para que el cuerpo recupere todas o la mayoría de las energías y fuerza para comenzar una nueva jornada. Hay que reconocer que por diversos factores, no todas las personas cumplen con esta recomendación y su descanso puede limitarse a entre 2 y 5 horas.

Aunque las horas de sueño no se recuperan, en el momento que la persona disponga de uno o varios días libres de su actividad laboral o profesional, es recomendable que pueda descansar y dormir, debido a que los años van pasando factura en cada persona, y la vitalidad de hace 10 años no será la misma del presente de acuerdo con la edad de cada individuo.

La importancia de un colchón

Existe una herramienta prácticamente imprescindible para garantizar el buen descanso de una persona como lo es un colchón. Un colchón se define como un objeto de forma rectangular, el cual está compuesto de una funda de tela fuerte, además de un relleno blando y elástico como por ejemplo espuma, lana, agua, resortes, entre otros. En la mayoría de los casos se encuentra por encima de la base de una cama, y sirve para el descanso de las personas.

Además un colchón es una herramienta que ayuda a aliviar los dolores de espalda en los seres humanos, causados por el vertiginoso ritmo del día, donde se puede haber realizado una fuerza muy importante, en la cual la espalda puede resultar lesionada. Los antiinflamatorios y diferentes medicamentos contra los dolores son de gran ayuda, pero debe ir acompañado de un buen descanso proporcionado por el colchón correcto y la postura correcta para dormir de la persona.

La limpieza de un colchón

Otro de los factores del buen descanso es el contar con el colchón adecuado para hacerlo. Además la limpieza forma parte fundamental de ello, ya que debe ser una pieza que no cuente con vestigios de suciedad de líquidos, o diferentes elementos sólidos, que generen un problema en el espacio donde se encuentra ubicado.

Variantes de espacios cerrados como la humedad, tienen la facilidad de afectar la limpieza de un colchón provocando en ellos moho por tener las ventanas cerradas y no cambiar con regularidad la ropa de cama. Debes tener cuidado con lo antes mencionado para un buen descanso.