Teléfono de contacto: 914 150 580

Si eres de los que te gusta cuidar tus prendas de vestir en casa en vez de llevarlas a la tintorería has llegado al post adecuado. Es temporada de sacar toda la ropa de invierno, así como nuestros abrigos más preciados por ello vamos a decirte de qué manera tienes que limpiar tu abrigo de piel de la forma correcta en Barcelona para no dañarlo en ningún momento. 

Un abrigo de piel puede ser uno de los artículos más valiosos que tenemos en nuestro ropero. Por ello, tenemos que saber de qué manera conservarlo para que se mantenga como el primer día. Debes saber que este tipo de prendas necesitan un cuidado durante todo el año y no solo cuando queramos sacarlo para ponérnoslo.  

¿Qué pasos tengo que seguir para limpiar mi abrigo? 

Toma nota para seguir estos sencillos pasos y tener tu abrigo como nuevo: 

  1. Lo primero de todo que tienes que saber es que tienes que cuidar tu abrigo, aunque lo tengas colgado en el armario sin usar. Una vez al mes sácalo y sacúdelo para que no se acumule polvo ni suciedad. Al igual que siempre que lo vayas a colgar de nuevo después de su uso, haz lo mismo para eliminar cualquier residuo que pueda llevar. 
  2. Si tu abrigo ha estado expuesto a lluvia o nieve lo que tienes que hacer es sacudirlo para eliminar todo el líquido que pueda tener adherida a la piel. Después cuando esté seco, tienes que repasar el abrigo con un paño que sea de algodón para no dañarlo. Frótalo suave ya que el tejido es muy delicado. Para terminar el proceso, deja tu abrigo durante la noche en un lugar ventilado para que se pueda secar de manera natural. Siempre que vayas a hacer esta operación recuerda cepillar en la dirección del pelo sin hacer movimientos uniformes. 
  3. Para limpiarlo en profundidad porque piensas que tu abrigo necesita un buen lavado, te recomendamos que nunca utilices detergentes. Para estas prendas siempre debemos hacer una limpieza en seco con polvo de talco y aserrín. Nunca metas el abrigo en la lavadora o lo sumerjas en líquidos que puedan destrozar el tejido. Hay pieles que sí se pueden lavar con ciertos productos para eliminar manchas más fuertes, por eso es necesario que estés informado del tipo de textil que tienes para no correr el riesgo de romperlo. Lee las instrucciones de lavado detenidamente para conocer los productos que puedes usar y los que no. 
  4. Si tu abrigo está amarillo y ya no lo notas con el color original, esto puede ser por dos motivos: que el pelaje se haya envejecido, o, que está sucio de tenerlo guardado. Sea como fuere limpia la piel con los pasos anteriores para conseguir su estado inicial. 

Este tipo de prendas son muy delicadas por lo que tenemos que llevar un cuidado extremo al manejarlas. ¡Ya puedes poner a punto ese abrigo que está esperándote en el armario! 

Abrir chat